Lo que los “Papeles de Monsanto” revelan sobre el Roundup

29 Eurodiputados interpelan a la Comisión Europea tras la desclasificación de correspondencia interna que revela que Monsanto conocía que el glifosato daña el material genético.

Difusores de Glifosato a la venta al público. Charles PlatiauSEARCH ‘BUSINESS WEEK AHEAD APRIL 4’ FOR ALL IMAGES

La desclasificación de los llamados “Papeles Monsanto“, revelada por el periódico Le Monde, ha llevado a 29 Miembros del Parlamento Europeo a escribir una dura carta al Presidente Juncker el pasado viernes 24 de marzo de 2017.

Ver carta de los europarlamentarios europeos

Antecedentes

El 15 de marzo, la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA) decidió que las evidencias científicas sobre el glifosato no eran suficientes para clasificarlo como cancerígeno, mutágeno ( es decir, capaz de dañar el material genético) o tóxico para la reproducción.

Unos meses antes, otra agencia europea, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria, concluyó que el glifosato es improbable que plantee un riesgo carcinogénico a humanos (aunque, curiosamente, proponía reforzar el control de los residuos del herbicida en los alimentos). En este punto, conviene recordar que en España no se investiga ni evalúa la presencia de glifosato en los alimentos.

Papeles desclasificados

Casualidad (o no), sólo un día después de la decisión de la ECHA, la Justicia Federal de Estados Unidos desclasificó más de 250 páginas de correspondencia interna de Monsanto, que demuestra que ya en 1999 tenía conocimiento del potencial mutagénico del glifosato, el ingrediente activo de su producto estrella, Roundup.

Los documentos internos de la multinacional fueron desclasificados como parte de una acción colectiva ante un tribunal federal de California, interpuesta por varios cientos de trabajadores agrícolas afectados por el linfoma no Hodgkin que, en base a un dictamen de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), atribuyen a un contacto prolongado con el herbicida de Monsanto.

Los Europarlamentarios firmantes de la carta denuncian que, según correos internos de 2012, Monsanto reescribió investigaciones que dio a firmar a ciertos académicos con la intención de ocultar los efectos genotóxicos del glifosato.

El negocio de Kier y Kirkland

Uno de los estudios utilizados para la reciente Evaluación de Renovación del glifosato es la revisión de estudios de genotoxicidad “Critical Reviews of Toxicology, 2013; 43 (4): 283 – 315.ASB2014 – 9587“, escrito conjuntamente por Kier y Kirkland, ambos citados en los “Papeles Monsanto“.

Kier es un ex-experto en Monsanto y consultor de toxicología. Los correos publicados muestran preocupación de Monsanto por el escaso nivel de credibilidad que tendría Kier dada su relación con la industria. Por esta razón, se buscaron otros coautores entre los genotoxicólogos de mayor credibilidad en Europa.

David Kirkland fue la primera opción. Un correo electrónico interno del 12 de julio de 2012 se refiere a la firma de un contrato entre Monsanto y David Kirkland. 

Los eurodiputados, en su carta a Juncker, critican que la relación de Kier y Kirkland con Monsanto influye en que su investigación concluya que “no hay genotoxicidad in vivo y potencial de mutagenicidad del glifosato“.

Las demandas de los Europarlamentarios

  1. Tomar medidas urgentes para proteger a la salud pública y al medio ambiente frente al glifosato, en base al Reglamento 1107/2009.
  2. Que la ECHA y EFSA revisen la validez de los estudios de la industria del glifosato y analicen el impacto del estudio de Kier Y Kirkland de 2013 en la valoración de no carcinogeneidad del glifosato.
  3. Que no re renueve el permiso del glifosato en Europa hasta que se aclare el punto 2.
  4. Ayudas al sector agrícola para una transición hacia una agricultura libre de glifosato.
  5. Proponer una revisión de la legislación de pesticidas, basada únicamente en estudios científicos publicados y revisados, no en estudios de la industria fabricante.
  6. Crear una lista negra con las empresas que utilizan la mentira como herramienta habitual.
  7. Investigar si Monsanto ha falsificado deliberadamente los estudios del glifosato y de ser así, tomar medidas legales contra la empresa.

¿Qué puedes hacer tú?

Firma la Iniciativa Europea contra el Glifosato, aquí:

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s