El glifosato contamina el 45% los suelos agrícolas europeos – Libres de contaminantes hormonales

Una nueva investigación del Centro Común de Investigación de la Comisión Europea, publicada en Science of the Total Environment, muestra que el 45% de los suelos de cultivo europeos contienen residuos de glifosato y su producto de degradación más tóxico, AMPA.

Resultados de la investigación

El estudio, realizado conjuntamente por la Universidad Holandesa de Wageningen, los Laboratorios Rilkity el Centro de Investigación de la Comisión Europea (JRC) revela que de las 317 muestras de suelo cultivable tomadas, el 42% contienen AMPA (Ácido aminometilfosfónico) y el 21% contienen glifosato, mientras que en el 18% de las muestras se encontraron residuos de ambos.

Estos dos tóxicos contaminan los suelos de los 11 Estados miembro evaluados. Las muestras representan diferentes suelos, condiciones climáticas y sistemas de cultivo. Los países del sur de Europa, especialmente Portugal, observan mayor concentración de glifosato en sus suelos.

En España (ES), se encontró glifosato en el 25% de las muestras analizadas y su metabolito AMPA en casi el 40%.

 

El glifosato persiste y mata el suelo

Este estudio demuestra que el glifosato persiste en el medio ambiente.

Esto contradice las predicciones de las autoridades europeas que han legislado bajo la premissa de que el glifosato desaparece del campo con facilidad, tal y como afirman los productores del herbicida químico.

El 9 de novimebre se reúne el Comité ScoPAFF que debe votar la propuesta de renovación de la licencia del glifosato por 5 años más presentada por la Comisión Europea.

Las autoridades deben tener en cuenta estos últimos resultados que demuestran la acumulación y persistencia del glifosato en el suelo y fomentar la sustitución por alternativas no químicas para acordar no la renovación, sino el fin del glifosato. 

El glifosato produce suelos adictos a pesticidas

Durante años se ha subestimado la capacidad del glifosato para dañar la fertilidad del suelo y la calidad de los cultivos. 

Las concentraciones halladas en el estudio han demostrado ser tóxicas para organismos del suelo como lombrices, bacterias beneficiosas y hongos. Además, el glifosato debilita las defensas naturales de las plantas haciéndolas más susceptibles a las enfermedades (patógenos). 

La salud del suelo es imprescindible para tener cultivos saludables, que resistan los ataques de plagas. Al destruir el suelo, el glifosato conduce a la necesidad de utilizar más pesticidas. Nuestros agricultores deben abandonar este círculo vicioso.

Estos nuevos datos son un indicador de la excesiva dependencia del este herbicida tóxico que tiene el modelo agrícola europeo.

Propagación del tóxico con la lluvia y el viento

Las moléculas de glifosato y su producto de degradación, AMPA, se propagan empujadas por el viento y la lluvia, contaminan el aire y las aguas y exponen a la población a un probable cancerígeno y disruptor hormonal.

Fuente: : Silva, V., et al., Distribution of glyphosate and aminomethylphosphonic acid (AMPA) in agricultural topsoils of the
European Union, Sci Total Environ (2017), https://doi.org/10.1016/j.scitotenv.2017.10.093

El glifosato contamina el 45% los suelos agrícolas europeos – Libres de contaminantes hormonales

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s