Argentina: Indignación por desmonte químico en Córdoba

“El desmonte químico se encuentra actualmente prohibido por el decreto 170/11, pero podría habilitarse en caso de aprobarse la reforma a la Ley de Ordenamiento Territorial de los Bosques Nativos de Córdoba, según el proyecto impulsado por el gobierno provincial”.

Este informe difundido por canal 12 se suma a otras denuncias acumuladas en los últimos meses. Según el director de la policía ambiental, Adrián Rinaudo, es un fenómeno nuevo que avanza en la zona de Quilino, Ischilín y Cruz del Eje. El desmonte químico -junto al desmonte por fuego- se encuentra actualmente prohibido por el decreto 170/11, pero podría habilitarse en caso de aprobarse la reforma a la Ley de Ordenamiento Territorial de los Bosques Nativos de Córdoba, según el proyecto impulsado por el gobierno provincial.

Las organizaciones sociales, ambientalistas y científicos resisten la reforma de esta ley, y se han expresado de manera multitudinaria en las calles en varias ocasiones. El desmonte químico es una manera alternativa utilizada por grandes productores ganaderos para eliminar el estrato arbustivo y herbáceo del bosque nativo y reemplazarlo por pasturas exóticas para el ganado. Irónicamente, esta sería una de las actividades englobadas en el eslogan “producir conservando”.

El mantenimiento del estrato arbustivo es fundamental para la persistencia del bosque nativo -ya que alberga los renovales de árboles que aseguran su continuidad- además de ser esencial para el funcionamiento del mismo ecosistema, el resguardo de la biodiversidad y la persistencia de los servicios ambientales que los bosques prestan a la sociedad, como la fijación de carbono.

Para realizar este tipo de desmonte se utilizan aplicaciones aéreas, con el fin de abarcar grandes superficies, o mediante maquinaria terrestre. Los productos utilizados son fabricados por la empresa Dow AgroSciences, subsidiaria de Dow Chemical, como el herbicida selectivo Pastar. Según la información del producto y tal como se muestra en el informe televisivo, este herbicida elimina especies vegetales como tusca, aromito, espinillo, brea, chañar, garabatos y tala. Otros productos producidos por la empresa Dow con el mismo fin incluyen el Tordon D30, que contiene en su composición el herbicida 2,4 D, clasificado como posiblemente cancerígeno según IARC (Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer).

Estos herbicidas están diseñados para eliminar el estrato arbustivo, pero aplicados en mayores dosis pueden dañar los ejemplares de árboles adultos provocando la caída de las hojas o eventualmente su muerte. Estos productos, por otra parte, no dañan las gramíneas que son utilizadas como pastura para el ganado, por lo que resultan una manera económica de convertir un paisaje de bosque nativo en un campo ganadero.

En el informe difundido por Canal 12 también se relata la experiencia de propietarios que han adquirido porciones de bosque nativo para asegurar su protección. Pero para la inmensa mayoría de la sociedad cordobesa esto es solamente una posibilidad utópica. Quienes sufren las consecuencias de la desaparición del bosque nativo han encontrado la manera de que sus derechos sean respetados en la movilización en las calles, contra los intereses empresariales y una casta política que los desoye.

– Foto por El doce.tv

Fuente: La Izquierda Diario

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s