Sentencia Histórica: El juez reconoce que el amianto causó cáncer de esófago a un trabajador en Castelldefels

EL PERIÓDICO / BARCELONA

  • El fallecido estuvo empleado más de 20 años en la planta Rocalla, después absorbida por Uralita

  • La sentencia obliga a la Seguridad Social a incrementar la pensión de viudedad

La fábrica de Uralita en Cerdanyola del Vallès, donde se trabajaba con amianto, a principios de los 80.
  Pacp Elvira-La fábrica de Uralita en Cerdanyola del Vallès, donde se trabajaba con amianto, a principios de los 80.

La sentencia obliga a la Seguridad Social a incrementar la pensión de viudedad

 Sentencia pionera en Barcelona. Un juez de la capital catalana ha reconocido como enfermedad profesional el cáncer de esófago que causó la muerte de un hombre que había trabajado más de dos décadas en la fabricación de amianto en la planta Rocalla de Castelldefels (Barcelona), por lo que ha obligado a la Seguridad Social a elevar la pensión de su viuda.

En una sentencia pionera, el Juzgado de lo social número 3 de Barcelona estima la demanda presentada por la viuda el trabajador, representada en los tribunales por el bufete de abogadosCol.lectiu Ronda, y obliga a la Seguridad Social a incrementarle la pensión de viduedad hasta el 52% de la base reguladora de 16.245 euros anuales.

El empleado fallecido, que había trabajado durante más de 20 años en la fabricación de amianto para la empresa Rocalla -que más tarde fue absorbida por Uralita-, murió en el 2014 debido a un cáncer de esófago y la Seguridad Social reconoció a su viuda una pensión derivada de enfermedad común.

EL TABACO, MULTIPLICADOR

La sentencia admite que el trabajador estuvo a expuesto a otros factores de riesgo de desarrollar cáncer de esófago, ya que durante 26 años fue fumador de un paquete diario, pero resalta que esa adicción “no esa una causa sino que actúa como efecto multiplicador” en las enfermedades derivadas de inhalación de asbesto.

En ese sentido, el juez recalca que en la literatura médica “hay suficientes evidencias científicas que ponen de manifiesto que la neoplasia de esófago tiene relación con la exposición al amianto”, por lo que acuerda reconocer como profesional la enfermedad que causó la muerte del trabajador.

Para el abogado del Col.lectiu Ronda Alex Tisminetzky, que ha llevado el caso, la sentencia es “especialmente trascendente e innovadora”, teniendo en cuenta que el cáncer de esófago no está incluido en el baremo oficial de enfermedades profesionales.

Este baremo, sostiene el letrado, “se utiliza a menudo como si se tratara de una herramienta completamente exhaustiva e infalible, pese a que su criterio se ve sobrepasado en muchas ocasiones por las evidencias científicas y médicas”.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s