Bayer-Monsanto es sólo el principio: las otras grandes fusiones del sector agrícola | Observatorio OMG

Imagen: Steve WelburnLa compra de Monsanto por parte de Bayer ha ocupado muchos titulares esta semana. Sin embargo, esta fusión es sólo parte de una tendencia mucho más grande en el mercado agrícola global, que no sólo incluye a empresas de semillas y agroquímicos, sino también a otras relacionadas con la maquinaria agrícola, fertilizantes, etc. Todos estos sectores se encuentran a su vez inmersos en un juego de las sillas, muy activo en estos últimos años, en los que los más pequeños desaparecen y unos pocos mantienen el poder en el gran negocio de la producción agrícola mundial.Este artículo de ETC Group comenta todas estas fusiones, y realiza predicciones sobre cuál podría ser el futuro del sector, quién tendrá el control del Big Data y cuál va a ser la contestación de las organizaciones agrícolas y ambientales de la sociedad civil.


La unión Monsanto-Bayer es sólo una de siete; las Mega-Fusiones y la lucha por el Big Data amenazan a las semillas y la seguridad alimentaria
Origen: ETC Group
Autor/a: Pat Mooney     Neth Dañ     Silvia Ribeiro

Aún sería posible que las autoridades bloqueasen las fusiones entre grandes multinacionales del agronegocio; los campesinos y agricultores seguirán luchando por las semillas y por sus derechos

La confirmación el pasado miércoles de que Monsanto y Bayer habían acordado una compra de 66.000 millones de dólares es sólo la última de cuatro noticias recientes en materia de fusiones entre grandes multinacionales: al menos otras tres grandes fusiones están en juego en este momento (aunque de momento estén pasando desapercibidas). Esta no es ya una lucha por el control de las semillas y los pesticidas, sino por el dominio global de los insumos agrícolas y la seguridad alimentaria mundial. Las políticas de libre competencia deberían bloquear estas fusiones en todas partes, y especialmente en los mercados emergentes del Sur Global, dado que estas nuevas megamultinacionales expandirán considerablemente su poder, desplazando a las empresas nacionales. De las 10 principales empresas agroquímicas, cuatro proceden de países del Sur, y concentran el 28% del mercado mundial.1

“Estos acuerdos ya no tratan únicamente sobre el control de semillas y pesticidas, sino también sobre el control del Big Data en agricultura”, declara Pat Mooney de ETC Group, una Organización Internacional de la Sociedad Civil con sede en Canadá, que realiza un seguimiento de las tecnologías agrícolas y del agronegocio. “La empresa que domine los datos sobre semillas, suelos y clima combinados con datos sobre genómica se hará inevitablemente con el control de los insumos agrícolas globales – semillas, pesticidas, fertilizantes y maquinaria agrícola.”

Neth Daño, Director de ETC en Asia, continúa, “Los agricultores y legisladores deberían estar alerta ante la séptima fusión – la propuesta de John Deere and Company de fusionar sus conocimientos en Big Data con Precision Planting LLD, propiedad de Monsanto. Después de la fusión Bayer-Monsanto no está claro si Precision Planting pasaría a formar parte de Deere and Co. o si Bayer protegerá su futuro en el mercado de datos agrícolas.” Daño, con base en Filipinas, señala que “Deere empezó a conectar su maquinaria agrícola por GPS en el año 2001, y desde entonces ha invertido grandes sumas en sensores que pueden localizar y ajustar los insumos de semillas, pesticidas y fertilizantes con una precisión de metros. La empresa tiene 15 años de datos históricos, así como acceso a terabytes de otros datos sobre clima, producción y mercados. De forma bastante literal, Deere y otras empresas de maquinaria agrícola (las tres primeras concentran la mitad del mercado mundial) son las dueñas de la caja en la que las otras empresas de insumos tienen que echar sus productos. Esto supone que la información también pertenece a Deere.”

Silvia Ribeiro, Directora de la oficina de ETC en Latinoamérica, coincide en que las últimas noticias que confirman el acuerdo de Monsanto han “creado la alarma en toda Latinoamérica y planteado graves preocupaciones sobre el aumento de los precios de los insumos, una mayor privatización de la investigación y una enorme presión por parte de estas grandes empresas para que se redacten leyes y regulaciones en nuestros países que les permitan dominar el mercado, destruir los derechos de los agricultores e ilegalizar las semillas campesinas.”

Aunque las fusiones serán cuestionadas a nivel nacional por todo el mundo, Neth Daño en Filipinas y Silvia Ribeiro en México creen que la batalla se trasladará en las próximas semanas y meses a una serie de foros internacionales. Daño estará en Indonesia del 27 al 30 de septiembre, cuando los gobiernos, organizaciones agrícolas y la sociedad civil se encuentren para debatir la forma en que los derechos de los agricultores puedan formar parte de un tratado legalmente vinculante que les garantice el acceso a las semillas y el uso de estas.  “Este encuentro internacional sobre semillas no podrá evitar tratar el tema de estas fusiones”, afirma Ribeiro. “El tema más importante a tratar es una propuesta de Big Data para las semillas que las empresas están intentando sacar adelante.”

Del 17 al 21 de octubre, Pat Mooney y Silvia Ribeiro estarán en Roma, en el Comité de la ONU sobre Seguridad Alimentaria Mundial. “Prácticamente todos los gobiernos del mundo, organizaciones de agricultores y muchas empresas del sector agrícola pasarán una semana en la misma sala, y la seguridad alimentaria es un tema que se encuentra oficialmente en el orden del día. Muchos de los asistentes estarán furiosos y querrán frenar estas fusiones,” insiste Ribeiro.

Del 4 al 17 de diciembre la Convención de la ONU sobre Biodiversidad se reunirá en México, y también está previsto que se traten cuestiones relacionadas con la biodiversidad agrícola.La Convención es famosa por su labor a favor de la conservación de las semillas, habiendo implementado ya una moratoria contra las semillas Terminator (semillas modificadas genéticamente para morir tras la cosecha, obligando a los agricultores a comprar semilla nueva en cada temporada) así como un protocolo para el movimiento transfronterizo de semillas transgénicas y otro protocolo, que entrará en vigor próximamente, relacionada con daños y pérdidas causadas por la contaminación genética. Cuando se reúna en diciembre, el comité debatirá también los riesgos de una serie de nuevas técnicas de mejora vegetal definidas como “ingeniería genética extrema” (biología sintética), que conforman para todas las empresas que se están fusionando la mejor manera para evitar las regulaciones en materia de biotecnología. “Donde quiera que vayan estas empresas en los próximos meses, van a tener que pelear”, dice Silvia Ribeiro.

Para más información:

Pat Mooney, Director Ejecutivo, ETC Group: 1-613-240-0045 o mooney@etcgroup.org

Neth Daño, Director en Asia, ETC Group:  +63 917 532 9369 o neth@etcgroup.org

Silvia Ribeiro, Directora en Latinoamérica, ETC Group: + 52 1 5526 5333 30 o silvia@etcgroup.org

 

Anexo: Fusiones y Adquisiciones – Públicas y no tan Públicas

La racha de fusiones empezó en julio de 2014, cuando Monsanto (la empresa semillera número 1 en el mundo, y número 5 en agroquímicos2) hizo el primero de sus tres intentos de comprar Syngenta (número 1 en agroquímicos y número 3 en semillas3). Todas las ofertas fueron rechazadas. En cualquier caso, este amago puso en marcha a las Seis Grandes empresas semilleras/agroquímicas…

1. Noviembre de 2015 – ChemChina (dueña de la séptima mayor empresa agroquímica del mundo, ADAMA4) ofreció 42.000 millones de dólares por la compra de Syngenta.5 La oferta (que terminó subiendo a 43.000 millones) fue aceptada en febrero de 2016.6 El acuerdo ha superado uno de los varios requisitos legales estadounidenses,7 pero se enfrenta a posibles problemas en muchas otras jurisdicciones, entre ellas, aparentemente, Canadá, Brasil y la UE. Se espera una decisión para finales de 2016.8 La fusión permitirá a ChemChina diversificarse más allá de los agroquímicos, entrando en el mercado de las semillas modificadas genéticamente.”9

2. Diciembre de 2015 – Dupont (número 2 en semillas, número 6 en pesticidas10) y Dow (número 5 en semillas, número 4 en pesticidas11) anuncian una fusión por valor de 68.000 millones de dólares. Aún está pendiente la revisión por parte de los reguladores antitrust,12 y las empresas han afirmado de forma optimista que el trato estará cerrado para finales de año.

3. Mayo de 2016 – Bayer (número 2 en agroquímicos; número 7 en semillas13) lanzó una oferta a la baja para comprar Monsanto14, pero ambas empresas llegaron finalmente a un acuerdo por 66.000 millones de dólares el 14 de septiembre, que se espera concluya para finales de 2017.15

4. Agosto de 2016 – Potash Corp. (número 1 en fertilizantes sintéticos por producción,16 número 4 por cuota de mercado17) comenzó las negociaciones con Agrium (número 2 en cuota de mercado de fertilizantes sintéticos18). Llegaron a un acuerdo por 30.000 millones de dólares el 12 de septiembre de 2016. Aparte de convertir esta nueva entidad en el líder indiscutible del mercado de fertilizantes, el catálogo de la empresa se ha ampliado también para incluir semillas y agroquímicos.19 Se espera que cierren el acuerdo para finales de 2017.20

A medida que avanzaban las negociaciones, el resto de empresas importantes del mercado de semillas, químicos y fertilizantes observaban con una mezcla de consternación y anticipación. Dado que es muy poco probable que las cuatro fusiones puedan salir adelante sin desinversiones, ETC predice que al menos otras dos posibles fusiones están en camino…

5. BASF (número 3 en agroquímicos y un actor modesto en el sector semillero21) deberá crecer o desaparecer, y sin ninguna duda está calculando la posibilidad de lanzarse sobre cualquier empresa semillera o pesticida más pequeña que quede disponible si las otras fusiones siguen adelante. Su segunda opción es buscar entre la segunda línea de empresas de semillas y pesticidas alemanas, holandesas, estadounidenses y japonesas para poder concentrar una mayor huella en el mercado agrícola.

6. Estos actores de segunda línea podrían estar pensando en hacer lo mismo – o recoger las sobras o fusionarse entre sí. Aunque esta remezcla de grandes empresas pueda resultar alarmante para las empresas más pequeñas, también les deja al descubierto nichos de oportunidad.

Sin embargo, hay una séptima fusión preparándose en la trastienda; importante de por sí, pero también como precursora de una tendencia mucho mayor que impactará al mercado global de insumos agrícolas durante los próximos meses y años…

Noviembre de 2015 – Deere & Co. (número 1 en maquinaria agrícola y no muy importante en semillas ni agroquímicos22) acordó comprar Precision Planting LLD a Monsanto.23 En agosto de 2016, sin embargo, el Departamento de Justicia estadounidense demandó a Deere y bloqueó el acuerdo24, dado que esta fusión haría que Deere “dominase el mercado de sistemas de siembra de alta precisión y pudiera subir los precios y ralentizar la innovación a expensas de los agricultores estadounidenses que confían en este tipo de sistemas”25: Deere y Precision Planting LLD combinadas acumularían el 86% del mercado de la siembra de precisión.26 Deere y Monsanto declararon estar dispuestos a recurrir la decisión.27 La entrada de Bayer podría cambiar todo esto.


Origen: Bayer-Monsanto es sólo el principio: las otras grandes fusiones del sector agrícola | Observatorio OMG

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s